“Ricos tamales calientitos…”

El nombre de este delicioso imperdible de las mesas mexicanas proviene del vocablo náhuatl “tamalli”, que significa “envuelto”. Se prepara a base de maíz o nixtamal y se rellena de carnes, frutas u otros ingredientes. Puede ser dulce o salado y se envuelve en hojas de mazorca, plátano u otras plantas.

En cada esquina de nuestras folclóricas colonias no debe faltar el tambo de aluminio con casi siempre los mismos sabores de tamal: dulce, verde, de mole o de rajas.

Sin embargo, la creatividad mexicana y su riqueza gastronómica nos han llevado a preparar deliciosas variantes que no solo se consumen durante los días cercanos a la tradicional Candelaria. Dependiendo de la región de la república donde te encuentres, estos son los tipos de tamal más comunes y que no debes dejar de probar:

La Huasteca

Aquí preparan el zacahuil, un tamal que puede medir desde metro y medio hasta cinco metros de longitud, pesa cerca de 60 kilos y se hace con maíz martajado; es decir, no alcanza a ser masa de nixtamal, y se mezcla con manteca de cerdo.

También se le ponen trozos de carne, ya sean de cerdo o guajolote, y se cocina durante 12 horas, envuelto en hojas de papatla o plátano.

gob.mx

Ciudad de México

La torta de tamal, o guajolota, es un clásico mañanero de la zona metropolitana del país. Su origen se lo disputan Puebla e Hidalgo, cada uno con su versión de los hechos. La única verdad es que esta alta carga de calorías viene en forma de dos bolillos protegiendo un delicado tamal.

Cocina Delirante

Morelos

Aquí no pueden faltar los tamales de ceniza, también conocidos como “tlaconextamalli” o “nejos”. Estos se preparan mezclando maíz, agua, ceniza y cal; típicamente se acompañan de un buen mole verde. También aquí puedes probar tamales de semilla de huazontle o de anís.

warouse.org

Chiapas

En la costa los tamales tienen una preparación peculiar. Por ejemplo, aquí se les añade zanahoria y papa picada, además de chícharos, pimiento y un poco de huevo cocido.

Twitter: @muychiapaneco

Campeche

En esta zona, hay una explosión de sabores en paladar, pues los tamales suelen llevar chile guajillo, achiote, jitomate, ajo, cebolla y especias; pero su relleno no se queda atrás, pues se le pueden poner aceitunas, alcaparras, pasas y almendras.

balambartolome.com

Cuéntanos, ¿cuál es tu tamal favorito y de dónde es?

Más en VIDA

Ant

Mexicanos descubren galaxia … muy muy lejana

Sig

Algunas curiosidades sobre el Himno Nacional Mexicano
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!