Rompope, la bebida de las “monjitas”

Bebidas como el rompope existen en varias partes del mundo: en Estados Unidos se le llama eggnog, para los holandeses es advocaat y en España se le conoce como rompón.

Pero en México, el rompope adquirió una personalidad propia. Y fue gracias a las monjas. ¿Cómo ocurrió esto?

 

Todo empezó con la llegada de los frailes franciscanos a la Nueva España, en 1524. Se dedicaron a crear nuevos templos que divulgaran el evangelio. Entre ellos, muchos conventos.

Puebla de los Ángeles se convirtió en bastión importante para estos franciscanos. Era la ciudad de paso entre quienes llegaban del Atlántico y viajaban hacia la metrópoli. Por eso fue tan importante como lugar de encuentro de personajes poderosos, tanto peninsulares como criollos.

·júbilo·haku·

 

Comerciantes, clérigos, militares y políticos pasaban días en Puebla, y era obligado agasajarlos con los mejores platillos.

En el convento de las monjas clarisas se hacía un licor con huevos, canela, azúcar, almendras, ron o aguardiante de caña: el rompón español que, con la sazón mestiza, adquirió la personalidad propia del rompope.

turimexico.com

 

Las monjas tenían prohibido beber el rompope. Lo elaboraban sin conocer su sabor.

Solamente una monja mestiza, que se llamaba Eduviges, tenía permiso de probarlo y darle su sazón.

Después de haber mejorado su sabor, Eduviges le pidió al obispo que se los permitiera probar al resto de sus compañeras. “Una copita al día no le hace daño a nadie”, le dijo, y lo convenció.

Además de darles placer y alegría, el rompope les permitió a las monjas clarisas tener una forma de sustento: al comercializarlo, obtuvieron dinero para mejoras de la congregación.

Krista

 

Ahora existe una gran gama de rompopes en México: desde marcas comerciales hasta artesanales; o de sabores especiales, como los de piñón, café, nuez o fresa que se hacen en Colima.

Además de beberlo en copitas, al rompope también se le usa en repostería: para pasteles, nieves, galletas o gelatinas. Su fama ha llegado a muchos países de Centro y Sudamérica.

Las monjas mexicanas siguen elaborando y probando cándidas copitas de rompope. Si les pides su receta secreta, es casi seguro que nunca te la darán.

Rubi Joselin Ibarra

¿Conoces otras bebidas mexicanas?

Más en VIDA

Ant

NFL en México: Patriotas y Raiders se enfrentan en el Azteca

Sig

Filux, la fiesta más grande de luces en el Centro Histórico
vida
5 tips para viajar con tus mascotas
vida
Los mejores eventos de diciembre 2017 en México
vida
5 cervezas mexicanas solo para Navidad

¡Suscríbete a nuestro newsletter!