Los murales mejor conservados del mundo están en Tlaxcala

 

Los murales de Cacaxtla son considerados los mejor conservados del mundo prehispánico mesoamericano, por eso y más, esta zona arqueológica se distingue como una de las más importantes del país y del planeta.

 

Quienes se burlan de las nuevas escaleras eléctricas de Tlaxcala ni siquiera podrían imaginar que hace siglos, este territorio fue uno de los más importantes para las civilizaciones mesoamericanas.

¿Cómo lo sabemos? Por la ciudad arqueológica de Cacaxtla, y sobre todo por sus murales.

 

¿Dónde están los murales mejor conservados del mundo?

Cacaxtla está a 19 km de Tlaxcala, por la carretera hacia Texmelucan. Está situada en una loma que domina el valle de Nativitas. Resplandeció entre los años 650 a 900, después de Teotihuacán y al mismo tiempo que Tajín, Xochicalco y Cholula. Lo habitaron los olmecas-xicalancas.

Este lugar fue habitado por los olmecas-xicalancas. INAH

¿Qué tienen los murales?

Sus murales tienen temas militares y se realizaron hace más de mil 300 años. La intriga está en sus estilos combinados de las culturas de Xochicalco, Tajín, Mitla y lejanos sitios mayas.

Se pintaron según técnicas mayas y zapotecas, con cal para el blanco, carbón para el negro, hematita (rojo), goethita (amarillo) y hasta aparece el famoso azul paligorskita maya.

Este es el mural norte. INAH

¿Quién lo pintó?

Los pintaron al menos unos diez artistas, como cuando se invita a grafiteros de distintas partes del mundo para intervenir juntos un muro. Se nota la diferencia por la forma de las manos, los pies, las caras y las plumas. Según la historiadora del arte de Claudia Brittenham, unos pintaban personajes con pies gordos, otros con dedos largos, etc. Incluso, se aprecia que los mejores artistas merecieron el centro de los murales.

 

Algo de historia… 

En La batalla, los guerreros cacaxtlas, con atuendos de jaguar y lanzas y cuchillos de obsidiana, vencen a personajes que podrían ser de origen maya, con tocados de aves y joyas de jade.

Mientras que el mural del Hombre Jaguar representa a un personaje con piel felina, muy emperifollado, con penacho de pluma; otro danza con un caracol marino; otro sostiene una serpiente de la que brotan flores amarillas. Alrededor hay tortugas, cangrejos y caracoles: el trópico en pleno valle de Tlaxcala.

El basamento de Cacaxtla tiene alrededor de 200 metros de longitud. INAH

¿Qué se deduce de esta diversidad de colores, estilos y símbolos? 

Pues que Cacaxtla debió ser un espacio de intensa comunicación entre las culturas de la región. Acá venían lo mismo personas del Tajín o Cholula, que de lugares tan lejanos como Oaxaca o las zonas mayas. Los misterios siguen: ¿Por qué habrá sido abandonada esta ciudad, hacia el año 100?

Lo que hoy puede verse de Cacaxtla es su gran basamento, de unos 200 metros de longitud, que a su alrededor tiene adoratorios, plataformas, templos, terrazas, plazas, calles y pirámides.

Hay un Palacio, un Patio de los Altares y un Cuarto de Escaleras con restos de otro mural.

Sí: un Cuarto de Escaleras. Mil 300 años antes de las escaleras eléctricas de Tlaxcala.

INAH

#ComparteLoExtraordinario

 

 

 

Imagenes principal y de portada por el INAH.

Más en LUGARES

Ant

La salinera más grande del mundo está en Guerrero Negro

Sig

Festeja las fechas patrias con la Ruta de la Independencia
vida
5 tips para viajar con tus mascotas
vida
Los mejores eventos de diciembre 2017 en México
vida
5 cervezas mexicanas solo para Navidad

¡Suscríbete a nuestro newsletter!