El verdadero rostro de Miguel Hidalgo

 

Uno de los grandes héroes de México es Miguel Hidalgo, el cura de Dolores, Guanajuato, que dio el Grito de Dolores el 16 de septiembre de 1810, con lo que inició la lucha por la Independencia. Pero te sorprendería saber que en realidad no conocemos, y quizá nunca conoceremos su verdadero rostro, su estatura o su complexión.

 

Porque no, no es el viejito bonachón de las monografías y los billetes. ¿Cuál es el misterio de Hidalgo? Te contamos.

¿Por qué no existe una imagen fidedigna de Hidalgo? Porque no tenía el dinero suficiente para hacerse un retrato. Y cuando se volvió célebre con su movimiento insurgente, estaba tan ajetreado que nunca tuvo tiempo para posar.

Además, mientras ocurría la lucha se veía a Hidalgo como un rebelde y estaba prohibido hablar de él. Y mucho más prohibido divulgar su imagen. Durante esos años fue de los personajes tabú de la historia, y sólo ya lograda la independencia se empezó a hablar de él.

Shutterstock

 

Hasta 1823, con el México independiente y doce años después de la muerte del cura, apareció una primera imagen. Es de Luis Montes de Oca y lo muestra joven, vestido de soldado y con una bandera en el que aparece el escudo nacional.

La descripción física más confiable la hizo el historiador Lucas Alamán en su Historia de Méjico.

 

Y la imagen más popular es un retrato que hizo el pintor atlixquense Joaquín Ramírez, en 1865, por órdenes de Maximiliano de Hasburgo. Y tomó de modelo a un cura europeo: austriaco o belga, según las crónicas. Ahí se le presenta como un anciano bondadoso, de frente calva y pelo largo con canas.

Pero también existe una estatua que se hizo cuando el cura estaba vivo. La hizo su compadre Clemente Terrazas en 1810. Se dice que, con la muerte de Hidalgo, esta figura se ocultó en Acámbaro y se encontró hasta 1853; hoy puede verse en el Museo Nacional de Historia.

La imagen oficial de Hidalgo ha sido el modelo para las artes plásticas, el cine o la televisión. Lo han interpretado actores como Paco Martínez, Julio Villarreal, Enrique Rambal, Juan Peláez, todos creando a un Hidalgo paternal pero también hierático y un tanto acartonado.

Shutterstock

 

Acaso quien ha intentado algo distinto es Demián Bichir en Hidalgo, la historia jamás contada, película de Antonio Serrano que mostró un Hidalgo creativo, amante del arte y la buena vida, capaz de lanzarse a la lucha como forma de extender su carácter rebelde.

Como sea, la personalidad y la fisonomía de Miguel Hidalgo alcanzan los niveles del mito, y es de los personajes más intrigantes, pero también más entrañables de nuestra historia nacional.

 

¿Qué Miguel Hidalgo prefieres tú?

 

Foto en portada: Shutterstock

Foto en home: Shutterstock

Más en VIDA

Ant

Mamás mexicanas de novela

Sig

La X de Melman
arte
Prepárate para La Bienal de ilustración
vida
Lo que no te puedes perder de mayo
vida
7 curiosidades de Carlos Fuentes

¡Suscríbete a nuestro newsletter!