Las leyendas mexicanas más románticas

Cuántas veces nos emocionamos al escuchar la frase: “cuenta la leyenda que…” , y tras esas palabras comienza una historia extraordinaria de amor. Estos son algunos de los relatos que han hecho suspirar a más de uno. 

Leyenda de los volcanes: Popocatépetl e Iztaccíhuatl

 

La imagen panorámica de estos volcanes es sin duda una de las vistas más románticas de México, dos gigantes que permanecerán juntos hasta el final de los tiempos.

Cuenta la leyenda mexica que existía una hermosa princesa llamada Iztaccíhuatl, que estaba enamorada de un valiente guerrero de nombre  Popoca.  Pero, el padre de la muchacha no estaba de acuerdo y convenció al  joven de ir a la guerra con la promesa de reencontrarse con su amada.

 Cuando Popoca estaba lejos, la princesa recibió la noticia de que su amado había muerto, ella no soportó la vida sin el y  murió de pena cubierta de nieve. Fue así que se formó “La Mujer Dormida”.

Cuando Popoca volvió y se enteró de la muerte de Iztaccíhuatl subió al pináculo del Templo y se ofreció a los dioses, que lo convirtieron en un volcán, que lanza explosiones para recordar su fatídico destino. 

 

Shutterstock

Leyenda la Luna

Se dice que hace mucho tiempo, mucho antes que los humanos vivieran en la tierra, existían dos espíritus, Luna y Kuatsumi. Ambos vagaban por el universo admirando su hermosura, siempre juntos y siempre felices.

Un día,  mientras Luna admiraba la belleza de las flores, un espíritu envidioso aconsejó a Kuatsumi que bajara a la tierra y recogiera unas cuantas para ella. Pero, Kuatsumi no sabía que al descender, nunca podría regresar al espacio.

Cuando Luna se dio cuenta de su desgracia, decidió quedarse y esperar a que algún día ambos pudieran volver a estar juntos.

Pixabay

Leyenda del Callejón del Beso

Dicen por ahí que en la época virreinal vivía en Guanajuato una muchacha llamada Carmen, hija única de un hombre violento. Ella era cortejada por un joven de nombre Luis, pero el padre no aprobaba su amor y amenazó con casarla con un viejo noble y rico.

Luis compró la casa de enfrente que, a través de un estrecho callejón, le permitía estar cerca de la ventana de Carmen. Pero, el padre los descubrió y mató de una puñalada a la joven. Sin poder hacer más, Luis dio un último beso a las manos frías de su amor.

Shutterstock

La leyenda zapoteca de Donají y Nucano

Hubo un tiempo en que los mixtecos y zapotecos se convirtieron en enemigos. En un enfrentamiento entre ambos pueblos, el guerrero mixteco Nucano fue hecho prisionero. En su cautiverio conoció a la princesa zapoteca Donají, quien lo lo cuidó, se enamoró de él y lo liberó.

Cuando estuvo libre pidió a su pueblo terminar con la guerra y pidió como garantía de paz a Donají. Sin embargo, un grupo receloso planeó un ataque y cuando la princesa lo descubrió advirtió a su pueblo.

 Los mixtecas se vengaron sacrificándola cerca del Río Atoyac, donde décadas más tarde se encontró su cuerpo intacto, y de su cabeza nacía un lirio silvestre, símbolo del pueblo zapoteco.

Ciudad de Oaxaca Oficial

Leyenda de Sac-Nicte y Canek

Cuenta la leyenda que Sac-Nicté estaba por casarse con el que sería príncipe de Uxmal, sin embargo, su corazón pertenecía a Canek, rey de Itza. En ese momento los tres pueblos Mayab, Uxmal y Chichen Itzá estaban en paz.

Cuando se realizaba el casamiento de Sac-Nicté, llegó Canek con todo su ejército para llevarse a la mujer de sus sueños. Se le había advertido que debería pelear por ella si la quería de verdad.

Como resultado de ataque, rompió la paz de los pueblos, y Mayab y Uxmal terminaran con sus tierras. Canek sólo se quedó con la chica que tanto quería, pero la gente de sus tierras fue desterrada.

Pixabay

Foto Main: Ciudad de Oaxaca Oficial

Foto Alter: Ciudad de Oaxaca Oficial

Más en VIDA

Ant

Celebra el Año del Perro en el Barrio Chino

Sig

5 ferias del libro en México que no te puedes perder
vida
La Bandera Nacional, siempre la misma pero diferente
vida
Lo que no te puedes perder en Febrero
lugares
Pueblos Mágicos de México: Batopilas, Chihuahua

¡Suscríbete a nuestro newsletter!