Guanajuato: Independencia, mineros y momias

 

El primer triunfo de los insurgentes ocurrió en la ciudad de Guanajuato, al tomar la Alhóndiga de Granaditas, importante bastión del ejército realista.

Para entonces, Guanajuato ya era una de las ciudades más importantes del Bajío. Y aún en nuestros días, es una ciudad alucinante, que todo mundo debe conocer.

 

¿Qué hace tan atractivo a Guanajuato?

Desde sus orígenes, hacia 1570, tuvo vocación minera, y durante el siglo XVIII fue el centro de extracción de plata más importante del mundo. Esa prosperidad puede apreciarse en edificios barrocos espléndidos, como la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, el Templo de San Roque o la misma Alhóndiga de Granaditas.

A estos edificios se unen otros de esplendor semejante, como la Universidad de Guanajuato o el Teatro Juárez, neoclásico y de los más hermosos del país.

Es una ciudad tan bella, que desde 1988 la Unesco la nombró Patrimonio de la Humanidad.

Patrimonio de la Humanidad de 1988. Sectur Guanajuato

 

Aquí, además, cada mes de octubre es el Festival Internacional Cervantino, el evento artístico más importante del país, que en 2017 llegará a su edición 45.

Pero además de su opulencia, Guanajuato es una ciudad de leyendas y misterios. Si vas al Callejón del Beso, te hablarán de los amores malogrados de Carmen y Don Carlos, que sólo podían verse a escondidas, de balcón a balcón.

Si acudes al Museo de las Momias de Guanajuato, podrás conocer más de cien cuerpos de mujeres, hombres y niños, exhumados entre 1865 y 1989, que por las propiedades del subsuelo se han conservado casi íntegros. Estas momias son tan populares, que hasta han sido enemigas del Santo y Blue Demon en el cine.

Calles y edificios barrocos. ETN

 

¿Y la Alhóndiga de Granaditas?

Pero en una ciudad tan sorprendente, la Alhóndiga de Granaditas ocupa un lugar especial.

Este edificio se construyó para almacenar los granos de la ciudad.

Cuando Hidalgo y su tropa llegaron a la ciudad, el 28 de septiembre de 1810, aquí se concentró el ejército realista.

La Alhóndiga parecía inexpugnable pero fue abierta gracias al heroísmo del minero Juan José de los Reyes Martínez, apodado "El Pípila", quien se puso una losa a la espalda y, con una antorcha en la mano, quemó la enorme puerta del granero. Los insurgentes entraron y así lograron su primera victoria importante en la Guerra de Independencia.

Fue tan terrible la humillación para el ejército realista, que cuando se capturó y fusiló a Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Abasolo, pusieron sus cabezas en las cuatro esquinas de la Alhóndiga, como advertencia para todo aquel que quisiera rebelarse contra la Corona.

Ahora, la Alhóndiga de Granaditas es sede del Museo Regional de Guanajuato. Tiene más de 9 mil piezas de valor histórico y cultural. Y es uno de los referentes más importantes de esta laberíntica e histriónica ciudad.

¿Qué otro lugar debe conocerse de Guanajuato? ¿Nos lo compartes?

Ciudad imperdible en la Ruta de la Independencia. ETN

Más en LUGARES

Ant

Descubre dónde están las aguas más coloridas en México

Sig

Qué visitar en Dolores Hidalgo, cuna de la Independencia
vida
5 tips para viajar con tus mascotas
vida
Los mejores eventos de diciembre 2017 en México
vida
5 cervezas mexicanas solo para Navidad

¡Suscríbete a nuestro newsletter!