El regreso del pulque

Aunque el pulque está presente en el gusto y la oferta popular, antiguamente era privilegio sólo de unos cuantos. Lo consumían gobernantes, sacerdotes, “ancianos” y quienes estaban a punto de ser sacrificados: ellos podían beber hasta emborracharse. Durante el Virreinato, se intentó erradicar el consumo de esta bebida, aunque sin mucho éxito, pues para las familias indígenas el pulque era, más que una bebida alcohólica, parte de su dieta diaria.

En los siglos XIX y XX se dio un florecimiento en cuanto a su consumo: las haciendas tuvieron su mejor época de producción y el número de pulquerías se multiplicó. El auge de las grandes cerveceras mexicanas marcó el retroceso en el consumo del pulque. Pero hoy, le guste a quien le guste –y porque le gusta a muchos–, el pulque está en pleno revival.

Más en ESTILO

Ant

Para todo mal, mezcal y para todo bien, también

Sig

¿Sabes dónde probar las cervezas gourmet mexicanas?
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!