El jabón mexicano que ahorra agua y electricidad

Tres emprendedores mexicanos –Humberto Ramos, Ulises Navarro y Alfonso González– crearon un jabón ecológico para lavar la ropa en un solo paso: mientras para una lavadora grande se requieren 120 mililitros de cualquier otro detergente y 80 de suavizante, con Newen son suficientes un total de 30 mililitros.

 

La tecnología más sofisticada se ha instalado en casa. Si bien la tendencia es que afecte lo menos posible al medio ambiente, nuestro planeta mucho agradecería que se creara una lavadora cuyo funcionamiento se base en la menor cantidad de agua posible. Mientras se diseña ese artefacto ideal, Humberto Ramos, Ulises Navarro y Alfonso González –tres socios nacidos en el estado de Jalisco–crearon un detergente ecológico que ahorra la mitad del líquido en cada lavada: Newen.

“Nuestro principal objetivo es dar una solución sustentable, con la tecnología más avanzada y al alcance de todos”, aseguran los creadores de esta fórmula, la cual permite: en un solo paso quitar toda la suciedad de la ropa, para dejarla limpia y suave.

 

Newen se utiliza en cantidades pequeñas y, debido a que su fórmula tiene un pH neutro (medida de acidez o alcalinidad de una solución), no irrita la piel y es óptima para cualquier tipo de prendas, incluso las más delicadas.

Este jabón líquido innovador y de calidad recibió el Premio Coparmex Jalisco al Emprendedor 2014, que otorga la Confederación Patronal de la República Mexicana.

La repercusión de ese reconocimiento fue tal que los llamados de distribuidores y clientes potenciales no se hicieron esperar. En la actualidad se comercializa en algunas tiendas departamentales, locales ecológicos y vía telefónica.

Humberto Ramos, Ulises Navarro y Alfonso González.

El alquimista de Newen es Humberto, quien perfeccionó la fórmula que su progenitor ya había trabajado–de su padre heredó la inquietud de crear productos sustentables–, Ulises está a cargo de la mercadotecnia de la empresa y Alfonso se halla al frente del área de Comercialización.

Para entender en cifras el ahorro, Alfonso González explica que mientras para una lavadora grande se requieren 120 mililitros de cualquier otro detergente y 80 de suavizante, con Newen son suficientes 30 mililitros.

Otra diferencia:“Los detergentes normales tienen un pH mayor a 10, lo que les da la propiedad de material alcalino, y cuando quedan residuos en la ropa y entran en contacto con el sudor, la piel se irrita; en cambio, con Newen buscamos eliminar las cargas alcalinas y mantener un pH neutro”, explicó Ulises.

Las instrucciones de uso son fáciles y se deben respetar las especificaciones del fabricante de la lavadora:

  1. El programa de lavado debe ser “normal”.

  2. Cuando se descargue el agua, exprimir la ropa.

  3. Es importante no agregar enjuague, suavizante ni ningún otro aditivo.

  4. Si la prenda está muy sucia, debe colocarse un poco de detergente sobre la suciedad.

  5. Luego someterla al lavado normal.

Por la sustentabilidad del producto, desde distintos rincones de México, Estados Unidos, Centroamérica y Europa ya se posaron los ojos en Newen.

 

Más en VIDA

Ant

El reality show de los tiburones ballena

Sig

Mexicanos hacen plástico biodegradable con cáscaras de plátano
arte
El Festival Internacional de Cine de Morelia cumple 15 años
vida
Los mejores eventos de octubre 2017 en México
arte
Lo que no sabías de Coco, la nueva película mexicana de Pixar

¡Suscríbete a nuestro newsletter!