Diseño Olímpico 1968: la historia del diseño gráfico en México

México es todo menos simple. México es blanco, negro y lleno de colores. México es líneas y curvas. México es silencio y ruido. Es calma y caos. Es guacamole y huitlacoche. Es difícil pensar en una sola imagen de México… y ese fue el reto que un grupo de diseñadores gráficos vivieron cuando, en 1963, el Comité Olímpico eligió a la Ciudad de México como sede de los Juegos Olímpicos de 1968.

 

Si no había una imagen clara del país, habría que crearla en cinco años. ¿Cómo metes las líneas, el ruido, lo nuevo, lo viejo, el todo y la nada de un país de miles de años de historia en un mismo sistema de imágenes? La respuesta estaba en un concepto, para esa época y para México, un poco ambiguo: Diseño Gráfico.

La ciudad contaba con algunas sedes que, con un poco de manita de gato, podrían servir para los juegos. Las demás, habría que construirlas y este trabajo titánico quedaría en manos del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. Uno de los primeros problemas que surgieron fue que,de una instalación a otra, había demasiado espacio de por medio y a los espectadores se les complicaría “un poquito” moverse de punto a punto. Por eso, más que pensar en estadiosolímpicospor separado, se pensó en una Ciudad Olímpica y lo primero que se tenía que hacer era crear un sistema de señalización.

Al final, teníamos una ciudad enorme llena de líneas, curvas, colores y huitlacoche, con espacios completamente nuevos creados exclusivamente para las Olimpiadas y un sistema de señalización bastante complejo para llevar a miles de visitantes que llegarían al evento ¿qué faltaba? La homogenización de todos los esfuerzos (aquí entra el concepto que ahora parece normal pero que, en esos días, no lo era tanto, de Diseño Gráfico).

 

La novedad que marcó tendencia

El encargado fue Lance Wyman (bajo la dirección de Pedro Ramírez Vázquez), quien juntó un equipo de diseñadores extranjeros y nacionales (en esa época, la carrera de Diseño Gráfico todavía no existía en México) para crear la imagen de las “Olimpiadas México 68” y que puso a México en el mapa del diseño gráfico.

Lance y su equipo, decidieron ignorar todos los referentes de Tokio 64, donde se había apostado por una imagen limpia y simple para representar los juegos (repetimos, México es todos menos simple), y prefirieron indagar profundamente en elementos prehispánicos y del arte popular para que contrastaran con la idea del México moderno. El resultado fue algo entre huichol y pop art con líneas en blanco y negro y, porque México es todo menos simple, colores brillantes.

Juegos Olímpicos de 1968, en México. http://www.lancewyman.com/

 

Un referente inolvidable

Lo que se creó para los juegos Olímpicos de México 68 se convirtió en un referente de Diseño Gráfico para todo el mundo y sentó las bases para que dicha carrera se impartiera en el país. Fue, en conclusión, el inicio de una historia de líneas, de curvas, de negro, de blanco, de colores, de caos y espacio conocido también, como Diseño Gráfico Hecho en México. Todo, menos simple.

Lo que se creó para los juegos Olímpicos de México 68 se convirtió en un referente de Diseño Gráfico para todo el mundo. http://www.lancewyman.com/

Más en ESTILO

Ant

Romina Sacre: un blog de moda al púrpura vivo

Sig

5 días a puro diseño en el Centro Histórico de la CDMX
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!