La Danza del Pochó

Esto se baila en Tenosique, municipio de Tabasco, un domingo después de los festejos de San Sebastián, que ocurre el 19 de enero.

 

Hay tres grupos de personajes:

Las pochoveras son sacerdotisas encargadas de mantener el fuego encendido.

Los cojóes fueron creados de pulpa de maíz, usan máscaras grotescas y visten con hojas de castaña y costales; usan un palo hueco con semillas, el shiquish, que suena como sonaja.

Por último, los tigres, con sus torsos desnudos cubiertos por una tierra blanca llamada sascab, y sobre ella se ponen manchas que simulan la piel del tigre.

Los cojóes son criaturas a los que el maligno Pochó quiere destruir y para esto envía a los tigres. Las pochoveras median entre ambos grupos.

La danza inicia con las pochoveras y los cojóes. Ellas bailan en círculo como si fuera una mazurca, ellos giran en contrasentido. Entonces aparecen los tigres. Los cojóes extienden cuerdas para cazarlos, éstos las esquivan. Los tigres corren por el pueblo, trepan árboles y azoteas. Los cojóes los capturan y los matan. Finalmente, en la plaza de Tenosique, los tigres resucitan, hacen amistad con los cojóes y se arma la fiesta en general.

La música viene de una flauta de carrizo, acompañada de tambores.

La danza del Pochó simboliza la purificación del hombre y concluye con la muerte del Pochó o Dios maligno.

Más en VIDA

Ant

La Danza de los Viejitos

Sig

La Danza de los Tecuanes
lugares
Pirámides mexicanas: majestuosas e intrigantes
vida
Lo que no te puedes perder de septiembre
estilo
La X de la Victoria, por Arturo Villeda

¡Suscríbete a nuestro newsletter!