5 curiosidades de Diego Rivera

Hace 136 años, en la ciudad de Guanajuato, nació Diego Rivera, el gran pintor mexicano.

Existen más de 10 mil obras suyas que, además de su mérito artístico, también fueron pedagogía para pueblo mexicano.

 

Pero, además, Diego Rivera fue un gran provocador. Su filiación a la izquierda lo hizo poner mensajes polémicos en su obra, que disgustaron o incomodaron a personas e instituciones.

¿Sabes de qué se trataron estas polémicas?

 

El plagio de Picasso

Diego Rivera y Pablo Picasso fueron amigos en Paris. Por ese tiempo, Diego inventó un recurso técnico y lo plasmó en su obra Paisaje zapatista.

Diego visitó el taller de Picasso y notó que él había hecho algo muy parecido en un cuadro. El español respondió que eso lo había pintado desde 1906. Pero Diego, curioso, le pasó un dedo al cuadro de Picasso. La pintura estaba fresca y el plagio del español fue evidente.

Rivera salió molesto del taller, y así terminó la amistad de dos años.

noticias22

 

Lenin en el Centro Rockefeller

En 1931, a Diego Rivera lo contrataron para pintar un mural en el Centro Rockefeller. Le pagaron 21 mil 500 dólares por El hombre en el cruce de caminos. Rivera molestó a los Rockefeller de a poco: primero puso personajes afroamericanos en la obra. Después agregó capitalistas borrachos. Donde se le pasó el pincel fue cuando pintó a Lenin, el revolucionario ruso, en un edificio que simbolizaría al capitalismo. Nelson Rockefeller despidió a Diego y destruyó el mural.

Rivera volvió a pintarlo en el Palacio de Bellas Artes y, por cierto, alguno de los capitalistas borrachos se parece a Rockefeller.

npr.org

 

“Dios no existe” en La Alameda

El Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central (1948) estaba en el hotel Del Prado. A Rivera se le hizo fácil pintar a Ignacio Ramírez, el Nigromante, escritor que en 1836 pronunció un discurso que iniciaba con la frase “Dios no existe”. Diego lo puso con todo y frase. Escandalizado, el arzobispo Luis María Martínez se negó a bendecir el hotel y un grupo de jóvenes conservadores lo dañaron. El mural debió cubrirse con biombos hasta 1956, cuando Diego cambió la frase.

Con el terremoto de 1985 el Hotel del Prado debió demolerse. En 1988 el mural fue rescatado y se trasladó a su espacio actual, el Museo Mural Diego Rivera, en la Plaza de la Solidaridad.

wikimexico.com

 

Cantinflas y la Virgen de Guadalupe

En el frontispicio del Teatro de los Insurgentes, Diego hizo en 1953 el mural El teatro en México. En el centro dibuja a Cantinflas, quien estaba en el punto más alto de su carrera. Pero también dibuja en su gabardina a la Virgen de Guadalupe, como si Cantinflas fuera un Juan Diego moderno.

Hubo tantas presiones de la Iglesia y la sociedad, que Diego tuvo que borrar a la Virgen. Antes, opinó: “No hay nada de contradictorio entre Cantinflas y la Virgen de Guadalupe, porque Cantinflas es un artista que simboliza el pueblo de México y la Virgen es el estandarte”.

carteleradeteatro.mx

 

Pesadilla de guerra, sueño de paz, el mural perdido

Este mural, de 1952, formaría parte de una exhibición que viajaría a Europa. En él, los comunistas Mao Zedong y José Stalin les ofrecen la paz al Tío Sam, John Bull y Marianne, símbolos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Carlos Chávez, director del INBA, no quiso llevar el mural a Europa, lo consideró ofensivo. Y ni siquiera dejó que se exhibiera en el Palacio de Bellas Artes. Diego, molesto, vendió la obra al gobierno de China, pero la pieza nunca llegó a su destino. El mural se embarcó el 30 de julio de 1953 y se perdió su rastro.

Según algunos, pudo haber sido destruido durante la Revolución Cultural de China; otros creen que está en las bodegas del Museo Pushkin de Moscú; hay quienes aseguran que el cuadro sigue en México, con algún custodio desconocido. En 2007 se exhibieron los bocetos del mural que, de encontrarse, sería de las obras más poderosas del pintor.

Juan Guzman

 

A pesar de las polémicas, o tal vez a causa de ellas, es que Diego Rivera sigue siendo un pintor vigente. Una prueba: cuando se exhibió su obra en el MoMA de Nueva York, en 2012, coincidió con el despido de varios trabajadores de la casa de subastas Sotheby’s. Los trabajadores protestaron con pancartas donde aparecía el rostro del pintor y la frase: “Diego is for all workers”.

Giphy

Diego Rivera, varios estilos pictóricos y escándalos después, seguía siendo un líder válido para los trabajadores del mundo.

Más en ARTE

Ant

8 eventos del Festival del Centro Histórico que te van a interesar

Sig

Danzón No. 2, el número 1 en México
vida
5 tips para viajar con tus mascotas
vida
Los mejores eventos de diciembre 2017 en México
vida
5 cervezas mexicanas solo para Navidad

¡Suscríbete a nuestro newsletter!