Coworking: las oficinas de los millennials

Los espacios de trabajo compartido, conocidos como coworking –donde se generan sinergias más que competencia y donde arrancan muchos proyectos exitosos–, son una moda provechosa en franco crecimiento en México.

Pides a la secretaria que te comunique con uno de tus clientes y por favor reserve la sala de juntas para una presentación. Decides tomar un descanso y en la cocineta te encuentras con un desconocido que, dos semanas después, se convertirá en tu socio para un nuevo proyecto. Sigues siendo dueño de tu tiempo y estilo de trabajo, y al mismo tiempo eres parte de una activa comunidad de profesionistas que en esencia es un semillero de emprendedores.

En 2005, se abre el primer espacio coworking en San Francisco.

Sigues siendo dueño de tu tiempo y estilo de trabajo. LIBRE USO MX

El origen

El esquema de trabajo conocido como coworking tiene tiempo funcionando en algunos países de Europa y en Estados Unidos. En 1999, el diseñador de videojuegos Bernard DeKoven acuñó el término para el trabajo colaborativo–facilitado por el uso de computadoras–que más que competencia generara sinergias.

En 2010, se celebra el primer #CoworkingDay; para ese momento ya existían 600 espacios de coworking en el mundo.

Más de 600 espacios de coworking en el mundo. LIBRE USO MX

Bueno, bonito y barato

Una de las novedades que ofrece el coworking es estar reunido en un mismo espacio con profesionales de diferentes áreas que la mayor parte del tiempo estarán concentrados en su trabajo pero que, quizá en algún momento, podrían intercambiar ideas y discutir la posibilidad de un proyecto en conjunto.

Estos espacios se caracterizan por tener un diseño mucho más amigable que las oficinas tradicionales, siempre cuentan con servicio de recepción, coffee break, muy buena conexión a internet, escritorios cómodos, teléfono y salas de junta. Todo un espacio ejecutivo a un costo bastante menor de lo que sería montar una oficina en una buena zona de la ciudad.

Se estima que en 2018 habrá 12.000 espacios de coworkingen el mundo.

Estos espacios se caracterizan por tener un diseño mucho más amigable que las oficinas tradicionales.

El plus

Algunos de estos espacios ofrecen actividades que impulsan el espíritu emprendedor de sus miembros: eventos de networking, encuentros con inversionistas y líderes de la industria y, ¿porqué no?, una “happy hour” semanal para relajarse y socializar. Se pagan membresías o planes que van desde un par de horas hasta varios días o meses.

Claris González Monreal ha realizado eventos de sus clientes en el roof garden y sala de juntas de Urban Station, en Polanco. En su experiencia, estos lugares “permiten hacer redes de negocio porque la interacción de la gente es diferente a cuando estás en oficinas tradicionales”.

Se pagan membresías o planes que van desde un par de horas hasta varios días o meses. LIBRE USO MX

 

Trabajo y libertad

Los usuarios de los espacios coworking son profesionales independientes, emprendedores, representantes de multinacionales que aún no cuentan con oficinas en el país y startups.

Algunos espacios coworking como Cardumen y We Work ofrecen a los emprendedores y startups acercamientos con posibles inversionistas, asesorías fiscales, administrativas, de contabilidady hasta precios especiales en servicios de mensajería, entre otras.

Lejos de ser una moda, el coworking gana terreno entre una nueva clase de profesionales que, sin tener un lugar fijo, siempre pueden desarrollar nuevos proyectos, adherirse a los de otros y mantener su libertad de horarios y colaboración con quién lo deseen.

A nivel mundial la red de espacios coworking tiende al crecimiento. La compañía Emergent Research, dedicada al estudio de tendencias sociales, tecnológicas y económicas de PyMEs, advirtió en 2014, durante la Global Coworking Unconference, queen 2018 habrá 12.000 de estos espacios en el mundo.

Más en NEGOCIOS

Ant

7 espacios para probar el coworking en la CDMX

Sig

Aprende de los gurús del comercio en línea: 6 casos de éxito
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!