Calakmul, ciudad escondida entre la selva

 

La más grande de las ciudades mayas aún está escondida en la selva. Se trata de Calakmul, capital del poderoso reino de Kaan. Inserta en la Reserva Natural del mismo nombre, es de las zonas arqueológicas que todavía guardan muchas sorpresas para el viajero.

 

Calakmul se encuentra al sureste de Campeche, en la región del Petén. Muy cerca está la frontera con Guatemala y a 500 km se llega a Cancún.

Su nombre en maya significa “dos montículos adyacentes”. Y el nombre se debe a sus dos grandes estructuras, que sobresalen entre lo tupido de la selva. Aunque en épocas recientes, gracias a los avances en epigrafía, sabemos que su nombre real fue Ox Te' Tuun (quiere decir “tres estelas”).

Shutterstock

 

La descubrió en 1931 el biólogo Cyrus Longworth Lundell, quien hacía exploraciones para una compañía chiclera. Hasta 1982 se le reconoció como la ciudad más importante del Clásico Maya y se iniciaron las excavaciones a gran escala.

Contó con unos 60 mil habitantes y fue la capital del reino de Kaan o Kan. Alcanzó su momento de gloria durante el periodo clásico (250-900); su derrota ante Tikal inició su decadencia.

Es la ciudad arqueológica del sureste donde se han encontrado más estelas. Aquí se han identificado más de seis mil estructuras y 117 estelas, en un área de unos 70 km cuadrados. Y ahí está su valor: en ningún asentamiento como éste se ha aprendido tanto sobre la cultura maya.

Shutterstock

 

La Gran Plaza de Calakmul era el punto de encuentro de políticos, religiosos y comerciantes. Desde ahí se dispersaban cinco grandes complejos, con juegos de pelota, espacios para actividades religiosas y actos públicos. Pero además había zonas residenciales, como Wac Ahau Nah y Caan, que ocupaban familias numerosas.

Uno de los lugares más misteriosos es la cámara funeraria de la Estructura VII. Allí se encontraron los restos de un individuo joven, que perteneció a la alta jerarquía, ataviado con piezas de jade, concha y cerámica.

Fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2002. La distinción se extendió en 2014 a Patrimonio Mixto de la Humanidad, por los valores de la Reserva de la Biósfera.

Shutterstock

 

La Reserva de la Biósfera de Calakmul es una zona mayor a las 723,000 hectáreas. Es la reserva tropical más grande de México. Alberga mamíferos como cinco de los seis felinos que existen en México (jaguar, puma, ocelote, tigrillo y leoncillo), monos araña, armadillos, osos hormigueros, reptiles y unas 73 especies diferentes de orquídeas.

Shutterstock

Ya sea que te interese la arqueología, o los encuentros con la naturaleza, Calakmul es un destino que no te puedes perder. Es un viaje místico y salvaje que siempre quedará en tu recuerdo.

Shutterstock

 

Foto en portada: Shutterstock

Foto en home: gob.mx

Más en LUGARES

Ant

¡Mineral de Pozos tiene un Rancho de Lavanda!

Sig

México recibe a delegados de las Marcas País latinoamericanas
lugares
Cascadas de México que te dejarán sin aliento
vida
Lo que no te puedes perder de octubre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!