Amuletos y supersticiones a la mexicana

 

La magia de México no sólo se manifiesta en sus paisajes y leyendas. También se vive a diario en objetos y creencias que nos ayudan a prevenir peligros, conseguir nuestras metas y seguir adelante con nuestros sueños.

Te enseñamos algunos:

 

Si quieres casarte, pon a San Antonio de cabeza. San Antonio es el santo de los enamorados pero no siempre concede el bodorrio a todos. Para presionarlo se le pone de cabeza. Tan famosa es la costumbre, que hay un restaurante en Morelia, San Miguelito, con una colección de santos volteados, a ver si alguno hace el milagro.

SHUTTERSTOCK

 

Ramos para la buena suerte en los negocios. Atas con tiras de palma algunas yerbas y flores como perejil, ruda, romero, albahaca, claveles y violetas. Lo colocas en el establecimiento y absorbe las malas energías; también favorece las buenas transacciones comerciales.

Y aún hay más amuletos empresariales. Como la corona de ajos, que funciona mejor si tiene una estampa de San Judas Tadeo. O un borrego, sinónimo de abundancia. Vale aclararse: las botellas de pet con agua no son amuletos: esas se usan para espantar moscas.

Otro para los negocios: una maceta con sábila o áloe. A la planta le debes amarrar un listón rojo. Ayuda para los buenos negocios, pero sobre todo para dar paz y armonía con los trabajadores.

 

SHUTTERSTOCK

 

Frijol rojo: también para la abundancia, pero doméstica. Estos granos, que provienen del árbol de colorín, se ponen en la cartera o el monedero y ayudan a que nunca falte el dinero. También limpian malas auras y previenen contra el mal del ojo.

El hipo se cura con un hilo rojo ensalivado. Estoy ayuda a los bebés: si tu pequeño sufre hipo, ensalivas un hilo rojo y lo pones en la frente. Las más prestigiadas universidades norteamericanas aún no estudian su eficacia, pero las abuelas están seguras que sirve.

Copal: protección, abundancia y misticismo. Esta resina aromática se obtiene del arbusto chakáh, como le llamaban los mayas. Su aroma atrae la abundancia, pero también purifica el ambiente. Su uso va más allá de la suerte o la magia: agrega misticismo a nuestra vida diaria.

 

SHUTTERSTOCK

 

Limpias contra el mal del ojo. ¿Qué es el mal de ojo? Los malos deseos, las envidias y los rencores de tus enemigos. Para enfrentarlo, nada mejor que una limpia, que suelen hacer curanderos con yerbas como ruda o romero, un huevo, y los más extremos hasta matan animales.

Y el toloache, que se usa para enamorar. El toloache es una hierba mexicana vinculada con la brujería: se cree que si se la das a una persona podría enamorarse. En realidad, el toloache tiene alta toxicidad y si la tomas en exceso puede producir vómitos y alucinaciones. Muy parecido al amor.

Cuarzos, ámbares y otras piedras semipreciosas. Desde las culturas prehispánicas se pensaba que ciertas piedras semipreciosas contenían energías que podían ayudar a la prosperidad, la salud o el amor. Más allá de creencia, estas piedras quedan espléndidas en muchos artículos de joyería.

 

SHUTTERSTOCK

 

Estos son sólo algunos ejemplos de amuletos y costumbres, pero en cada región de nuestro país existen muchos más, que pueblan nuestra vida diaria de esperanzas y magias

¿Qué otro amuleto o costumbre mágica conoces tú?

 

Foto de portada: Shutterstock

Foto de inicio: Shutterstock

Más en VIDA

Ant

La leyenda de La Pascualita, la novia de porcelana

Sig

Energía eólica: el regalo de Ehécatl
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!