5 mujeres que abrieron camino en el cine mexicano

Con su talento, estas pioneras abrieron paso a las nuevas generaciones de mujeres que crecen y dejan huella en el cine nacional.

 

En los últimos años, una nueva generación de directoras mexicanas ha resaltado el papel de la mujer detrás de cámaras. Destacan nombres como Natalia Beristain, Elisa Miller o Lucía Carreras. Y las cifras del sector arrojan el dato de que año con año la participación femenina aumenta. Según el Instituto Mexicano de Cinematografía, en 2015, el 20 por ciento de los documentales producidos en el país estuvieron dirigidos por mujeres.

Pero, el “toque femenino” en el séptimo arte nacional no es una novedad. Ha sido casi un siglo en el que las mujeres han ganado terreno poco a poco, contando su versión de las historias desde detrás de las cámaras.

 

1. Mimi Derba

Su nombre de nacimiento era María Herminia Pérez de León Avendaño, pero utilizó el pseudónimo de Mimi Derba. Nació en la Ciudad de México y, aunque hay diferencias acerca del año de su nacimiento, una de las teorías más aceptadas es que fue en 1893.

Debutó en el mundo del espectáculo en 1912, en los escenarios del Teatro Lírico. Cinco años después, decidió incursionar en el cine de ficción y crear junto con Enrique Rosas, camarógrafo, una compañía productora de cine: La Sociedad Cinematográfica Mexicana, Rosas, Derba y Cía.

Trabajó durante años como productora, guionista, actriz en más de 70 películas. Según algunos expertos, pudo ser la primer mujer directora del cine mexicano, con la cinta La Tigresa, de 1917.

Según algunos expertos, pudo ser la primer mujer directora del cine mexicano. http://mexi-cineando.blogspot.mx/

 

2. Adriana y Dolores Ehlers

Las hermanas Elhers nacieron inicios del siglo XX. Según estudios de la Universidad de Columbia, fueron pioneras en cada una de las áreas del cine, desde camarógrafas, trabajadoras de laboratorio, producción, fotografía, entre otras.

Nacieron en Veracruz y, desde jóvenes, tuvieron que trabajar. Como Adriana trabajó en un estudio fotográfico, decidieron abrir el propio, incluso fueron elegidas para fotografíar a Venustiano Carranza en una visita al puerto. Como recompensa, el mandatario les otorgó una beca para estudiar fotografía en Boston, Massachusetts. Ahí continuaron sus estudios en cinematografía.

A su regreso a México, en 1919, ocuparon cargos públicos. Dolores se convirtió en Jefa del Departamento de Cinematografía y Adriana en el Departamento de Censura. Entre sus trabajos de dirección destacan documentales como: Servicio postal en la ciudad de México (1921), Museo de Arqueología (1921), Las pirámides de Teotihuacán (1921) y Un paseo en tranvía en la ciudad de México (1920).

 

3. Cándida Beltrán Rendón

Nacida en Yucatán, en 1898, trabajó como actriz, guionista, compositora, directora y productora. A los 16 años de edad, escribió El secreto de la abuela, obra que 14 años después llevó a la pantalla grande como directora y productora, con sus propios recursos. A diferencia de otras directoras, su experiencia anterior al cine fue como empleada de una zapatería.

Debido a las dificultades para continuar en la industria del cine, decidió enfocarse en su carrera como compositora, con obras como: A mi madre, Navidad en el hogar o Este amor.

Trabajó como actriz, guionista, compositora, directora y productora. http://wfpp.cdrs.columbia.edu/

 

4. Adela Sequeyro

Originaria del puerto de Veracruz, nació en 1901, trabajó como productora, actriz, directora y guionista. Inició su carrera en 1923, cuando participó en un concurso patrocinado por Paramount Pictures y el periódico El Demócrata. Trabajó como actriz de cine mudo de 1923 a 1927, después se convirtió en crítica de cine.

Entre sus proyectos como directora destacan: Diablillos de arrabal (1938), La mujer de nadie (1937) y Más allá de la muerte (1935), esta última fue la primera en la que codirigió.

Tuvo una gran trayectoria como artista en el cine mexicano. http://wfpp.cdrs.columbia.edu/

 

5. Matilde Landeta

Nació en 1910, en la Ciudad de México. Trabajó como colaboradora de directores como Emilio “El Indio” Fernández y Roberto Gavaldón. Realizó su primera película en 1948: Lola Casanova. Pero decidió crear su propia compañía de cine independiente debido al poco apoyo recibido por ser mujer. Después trabajó realizando cortometrajes para la televisión estadounidense.

Obtuvo reconocimiento internacional como guionista por El camino de la vida, en el Festival de Cine de Berlín. Entre los largometrajes y documentales que dirigió se encuentran: Nocturno Rosario (1991); Howdy Doody (serie de televisión de 100 capítulos en 1953), y Trotacalles (1951). Tal fue su aportación al cine mexicano que una de las salas de la Cineteca Nacional lleva su nombre. 

Una prestigiosa artista emprendedora. http://www.eluniversal.com.mx/

Más en ARTE

Ant

Pintando Esperanza, arte en pro de la educación

Sig

3 mujeres que están cambiando la forma de ver cine en México
lugares
10 nuevos Pueblos Mágicos para visitar
vida
Lo que no te puedes perder de noviembre
estilo
La X de Quetzalcóatl, por Arturo Flores

¡Suscríbete a nuestro newsletter!