5 discos para entender la música electrónica en México

¿Quieren música fresca y asombrosa? Dense un clavado por el electrónico mexicano. La inventiva nacional ha logrado sonidos propios, irrepetibles, que se bailan en las playas y los clubes del mundo entero. Pero como seguro muchos no saben por dónde empezar a conocerla, ¿qué tal 5 discos que te llevan, desde los experimentos más extraños, a los ritmos más bailables?

 

1. El poeta del ruido, de Decibel

A finales de los setenta escuchabas rock progresivo, bailabas disco o gritabas punk. En Alemania había bandas que combinaban lo mejor de los tres: sonidos nuevos, ganas de bailar y de trasgredir. Kraftwerk o Neus! innovaban en la música electrónica popular y dictaban de qué iban a tratarse los nuevos tiempos.

En México, Walter Schmidt y Carlos Robledo hicieron eco de estos sonidos. Con su grupo Decibel apostaron por música nueva, para oídos no convencionales. De 1979 es su disco El poeta del ruido que, aunque más cercano al rock progresivo, ya tiene elementos de música electrónica.

Decibel- El Poeta Del Ruido Full Album (1979)

 

Hacia los ochenta, la aventura de Decibel derivó en las bandas postpunk Size y Casino Shangai, con sonidos más cercanos al punk. La semilla quedó para varias bandas que empezaron a hacer experimentos formales, pero ahora con samplers.

 

2. From Trance to Cyber: música electrónica de los noventa

En los noventa, sonidos que venían de Berlín o Chicago, como acid house, trance o industrial, se replicaron en México con grupos como Cenobita, Deux Ex Machina o Bostich.

En 1994, la disquera independiente Opción Sónica hizo un compilado de estos grupos. El resultado fue From Trance to Cyber importante antología que incluía a Bostich, Ford Proco, Artefakto, LLT, Década, Cenobita, Deux Ex Machina, Interface, La Función de Repulsa, 29, Expotechno, Halosol y Conditus.

Halosol - Energy Of Love

 

3. Tijuana Sessions Vol. 3, de Nortec Collective

De los colectivos de música electrónica que empezaron a generarse en el país, uno ha alcanzado reconocimiento internacional: Nortec Collective de Tijuana, conformado por los músicos Fussible, Bostich, Panóptica, Hiperboreal, Planktonman y Clorofila. Se agruparon en Tijuana y se caracterizan por un sonido música norteña, como tambora, acordeones y sonidos de viento de banda sinaloense.

Tuvo más auge en los 2000, cuando sacaron cinco discos, además de proyectos individuales. Probablemente el más famoso sea Tijuana Sessions Vol. 3.

Nortec Collective - Tengo La Voz

 

4. Nopal Beat Acid Cabaret Vol 1: bits de cabaret

Simultáneo a Nortec Collective, en Guadalajara se desarrolla un concepto más cercano al bolero, la música de la Sonora Santanera, el mambo y el chachachá. Es el Acid Cabaret del colectivo Nopal Beat.

Creado hacia 1999, Nopal Beat empezó queriendo ser un sello discográfico y se decantó a una fuerza de música electrónica, compuesta por los músicos y grupos Shock Bukara, Sussie 4, Sweet Electra, Double Helix, Galapago, Axkan, Revolver y Luis Flores. Éste último ha definido así el sonido del Acid Cabaret: “cinco de la mañana, músicos desafinados, la peda: el kitsch natural del país”.

NOPAL BEAT- tovar-cumbia queens

 

5. El electrónico internacional de Tom & Collins

Desde hace cinco años existe este dueto, compuesto por Jorge Corral y Juan Pablo Escudero. El mundo ha volteado hacia ellos desde que lanzaron el remix de "Up in the Air", sencillo de Thirty Seconds to Mars. No sólo eso: también han reversionado a Kendrick Lamar, Madonna y Ariana Grande. Este dueto ha internacionalizado la escena electrónica mexicana, al experimentar por diversos géneros: big room, deep house, progressive y trap. Están próximos a sacar su primer disco, con música propia. Mientras ocurre, ¿qué tal ver lo que hicieron con “Give Me One Reason” de Tracy Chapman?

Tom & Collins - "Give Me One Reason"

Más en ARTE

Ant

Animación mexicana de la diversidad

Sig

Zócalo de México, el monumento que nunca fue
vida
Son héroes todos los mexicanos porque México es extraordinario
vida
Lo que no te puedes perder en septiembre
vida
¿Cómo ayudar a México?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!