Las 4 personalidades que no conoces de Leona Vicario

El 10 de abril de 1789, tres meses antes de que la Toma de la Bastilla en París cimbrara las ideas del mundo, nació en la Ciudad de México María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador, que pasó a la historia con el nombre de Leona Vicario.

 

Menos conocida que la Corregidora Josefa Ortiz de Domíguez, la labor de Leona es esencial para el movimiento independentista del país. ¿Qué la hizo tan especial?

 

1. Leona lectora

Fue hija única de un comerciante español y una distinguida criolla de Toluca, quienes le dieron una educación que trascendía el catecismo y los bordados. Leyó obras enciclopédicas como Idea del Universo de Lorenzo Hervás y Panduro o Historia natural, general y particular, de Georges Buffon; también se bebió la literatura de la época: Nuevo Robinson, de Joachim-Heinrich Campe, Clara Harlowe, de Samuel Richardson o La huerfanita inglesa, de Pierre-Antoine de La Place.

Una mexicana entregada a la independencia de su país. http://www.larecoleta.digital/?p=3196

 

2. Leona insurgente

Muy pequeña perdió a sus padres; la cuidó su tío, el afamado abogado Agustín Pomposo Fernández de San Salvador. No tenía veinte años cuando se comprometió con el abogado guanajuatense Octaviano Obregón, pero la boda se frustró cuando él se vio obligado a viajar a España. Y hacia 1811 apareció, como practicante en el despacho de don Pomposo, el joven Andrés Quintana Roo, que venía de Yucatán y tenía ideas libertarias. Ambos congeniaron por tener formación humanista, progresista y similares ideales independentista.

Pronto se involucraron a una red epistolar llamada Los Guadalupes. Cuando Andrés Quintana Roo se une a la lucha, con José María Morelos, ella se convirtió en enlace entre los insurgentes.

En casa de Leonora confluía la correspondencia de los revolucionarios, que después ella distribuía. Les puso seudónimos que venían de sus lecturas: Telémaco, Robinson, Nemoroso. Ella se hacía llamar Enriqueta. Además, convenció a los armeros de la capital para que les fabricaran fusilesa los insurgentes.

Los problemas para Leona empezaron en 1813, cuando interceptaron sus correos y debió huir a Michoacán. Su tío logró que se le recluyera en el Colegio de Belén de las Mochas, en vez de ir a la cárcel. En su juicio se le condenó a prisión y le incautaron sus bienes. Pero en mayo de 1813 la rescataron tres insurgentes enviados por Quintana Roo. Iban disfrazados de arrieros, con burros cargados con cueros de pulque. Leonora se vistió como pordiosera, junto con otras mujeres. Se sentaron sobre unos huacales que contenían tinta y moldes de imprenta. Eran para periódicos insurgentes: la siguiente vocación de Enriqueta.

Leona Vicario, una mujer de lucha, @NotimexTV

 

3. Leona periodista

Leona Vicario contrajo matrimonio con Andrés Quintana Roo al terminar 1813. Entre 1814 y 1815, participó en los periódicos El Ilustrador Americano y el Semanario Patriótico Americano, órganos de difusión del Congreso de Chilpancingo.  Redactó comentarios editoriales y fue creando presencia como cronista del movimiento.

Los realistas volvieron a perseguirla en 1817. Leona debió huir y tuvo a su primera hija en una cueva en Achipixtla. La llamó Genoveva, por el personaje medieval Genoveva de Brabante. Ahí la capturaron. La indultaron, junto con su hija. En Toluca tuvo a su segunda hija, María Dolores Quintana. Y consumada la Independencia, se le concedió una liquidación en metálico y propiedades, por sus contribuciones con el movimiento. Ya en el México independiente de 1827, el estado de Coahuila y Texas renombró la villa de Saltillo como Leona Vicario, en su honor.

Participó en varios periódicos, tales como "El Ilustrador".

 

4. Leona feminista

Ya en el México Independiente, Leona colaboró en el periódico El Federalista. Allí se enfrentó con el historiador Lucas Alamán, quien dijo que las mujeres fueron a la guerra de Independencia por amor a sus hombres. Ella contestó como feminista del siglo XXI: “Mis acciones y opiniones han sido siempre muy libres, nadie ha influido absolutamente en ellas, y en este punto he obrado con total independencia y sin atender que las opiniones que han tenido las personas que he estimado. Me persuado de que así serán todas las mujeres, exceptuando a las muy estúpidas, y a las que por efecto de su educación hayan contraído un hábito servil. De ambas clases hay también muchísimos hombres”.

Leona Vicario murió el 21 de agosto de 1842. Ha sido la única mujer en México a la que se han ofrecido funerales de Estado.

Una mujer que cambió la historia de México. http://ciudadideas.blogspot.mx/

Más en

Conoce la historia de otras grandes mujeres mexicanas.

Más en VIDA

Ant

Abril 2017, al día

Sig

Luna rosa: el satélite de la Tierra se pone primaveral ¿y tú?
vida
¿Cómo es el planeta que quieren México y el resto del mundo? La Agenda 2030 te lo dice
vida
El Noma en Tulum: la mejor gastronomía en la selva mexicana
lugares
El mapa del tesoro de la Fashion Week México 2017

¡Suscríbete a nuestro newsletter!