Gina Ortega: con los tacones en la tierra

Tras concluir sus estudios de mercadotecnia en el Tecnológico de Monterrey, Gina Ortega salió en busca de trabajo. Pero pronto notó que la oferta laboral en su área de estudios le resultaba aburrida. Por eso, decidió dar un paso hacia un lado y buscar una oportunidad en su verdadera pasión: la moda. Y (para hacer la historia corta) pronto se convirtió en una reconocida bloguera.

Aún con licenciatura concluida, Gina aceptó un trabajo como becaria en una revista de moda. “No tenía nada de experiencia en este sector, pero era lo que quería hacer”, confiesa. Pronto obtuvo la oportunidad de escribir pequeñas colaboraciones en la revista. El éxito de sus notas fue tal, que le dieron el espacio para publicar una columna fija. Además, su talento y conexión con la editora (Gina cree que fue una combinación de las dos cosas) le permitieron participar como coordinadora de moda al momento de planear shootings para la revista.

Gina Ortega. highonfashionblog.com

Por si esto fuera poco, cuando la editora en jefe dejó la redacción para cuidar su embarazo, Gina se convirtió en la encargada de todas sus funciones, con tan solo 23 años de edad. Hoy, la experta en moda entiende que lo que la hizo llegar hasta ahí fue tomar las oportunidades que se le presentaban sin miedo a fallar. Permitió que su pasión la guiara y confió en que el talento y el trabajo duro serían suficientes para brillar.

 

Cuando la editorial cerró, el equipo de coordinación de moda decidió seguir unido y ofrecer sus servicios especializados por su cuenta. “Las marcas nos conocían y también nuestro trabajo”, explica Gina, por lo que consiguieron proyectos rápidamente. Pero la oportunidad de escribir había quedado de lado.

Fue entonces cuando, a partir de la presión de una amiga cercana, Gina se animó a investigar de qué se trata un blog y lanzar uno propio. “Yo no sabía nada de eso y me daba mucha pena (que mis conocidos me leyeran)”. Por eso, para pasar un poco inadvertida, decidió lanzar el blog “High on Fashion” en inglés.

El blog de Gina se llama High on Fashion highonfashionblog.com

Éxito inmediato

El proyecto comenzó como un hobby con el que Gina podía expresar sus ideas y expertise sobre moda. Sin planearlo, las marcas comenzaron a acercarse a ella para proponerle negocios.

“Creo que traigo el chip de los negocios que aprendí en el Tec”, dice Gina, quien cree que fue gracias a eso que su blog pasó de ser un entretenimiento personal a un emprendimiento rentable.

Pronto hablar tanto de zapatos se convirtió en una invitación por parte de la Cámara de Calzado de León (Guanajuato) para diseñar su propia colección. “Yo jamás había diseñado y no pretendo ser diseñadora”, admite Gina. Sin embargo, la convencieron de crear su propia colección y ahora ya está trabajando en su cuarta edición, que presentará junto con un aliado mexicano para la temporada otoño-invierno 2016.

Hoy High on Fashion ya no es sólo un blog, el equipo también vende productos en línea, tiene su propia colección de zapatos, ofrece servicios de branding y desarrollo creativo y también sirve como consultoría.

Más en ESTILO

Ant

CONVOCATORIA: MÉXICO, El Valor de su X

Sig

Food Design, creatividad a mordidas
vida
Tómate esta botella conmigo y veamos qué hay de nuevo en el mundo del tequila
vida
Marzo 2017, al día
arte
Así se vive la experiencia ArteCareyes: cine, plástica, música, networking y compromiso social

¡Suscríbete a nuestro newsletter!