16 murmullos sobre Juan Rulfo para recordar su centenario

Se cumplen 100 años del nacimiento de uno de los escritores mexicanos más parcos y geniales, que revolucionó la forma de contar historias. Lo recordamos con algunos datos que te van a sorprender.

 

+ Juan Rulfo es el mayor escritor mexicano del siglo XX.

+ Este 2017 hace un siglo de que nació.

+ Su obra la componen  dos libros: la colección de cuentos El llano en llamas y Pedro Páramo, novela que trastocó las estructuras narrativas, admirada en todos los continentes y traducida a todos los idiomas.

+ Esta fama sin embargo le pesó al autor, quien apenas la pudo sobrellevar con alcohol y silencio.

¿Sabes qué se ha murmurado sobre este hombre, un tal Juan Rulfo?

 

1. Dicen que su nombre completo fue Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno y que nació en Sayula, Jalisco, el 16 de mayo de 1917. Que su familia tenía dinero: su abuelo materno, Carlos Vizcaíno, fue benefactor de los huérfanos de la región.

2. Se sabe que llegó a la Ciudad de México en 1935. Que estuvo en la Academia Militar Nacional y fue oyente en la Facultad de Filosofía y Letras. Pero un año después, un primo le consiguió trabajo en Gobernación. Tenía un sueldo modesto; a cambio, le quedaba tiempo para escribir. Después trabajó como vendedor en Goodrich Euzkadi. Se casó en 1948. Tuvo una hija y tres hijos.

3. En 1953, recibió la beca del Centro Mexicano de Escritores y con ella escribió El llano en llamas y Pedro Páramo.

4. Pedro Páramo antes quiso llamarse Una estrella junto a la luna y Los murmullos, pero el cacique de Comala reclamó protagonismo. Su escritura final demoró un año: de septiembre de 1953, cuando Rulfo obtuvo la beca, a octubre de 1954, cuando entregó el manuscrito al Fondo de Cultura Económica.

5. Cuando se publicó Pedro Páramo, el 7 de enero de 1955, Rulfo tenía 38 años. Su primera edición tardó en agotarse. El mismo autor la regalaba. Desde 1959, las reediciones son constantes.

6. Han dicho que Juan José Arreola le corrigió Pedro Páramo a Juan Rulfo. En una entrevista, Arreola aclaró que sólo ayudó a decidir la estructura trozada. “Yo no tengo más mérito que haberle dicho a un amigo: ‘Mira, ya no aplaces más. Pedro Páramo es así’”. Años después, Arreola se desdijo: “Yo no tuve nada que ver en eso”, declaró como niño regañado frente los escritores Jorge Ruffinelli, Carlos Fuentes, Salvador Elizondo y Víctor Jiménez.

7. Después de Pedro Páramo, a Rulfo se le agotó la literatura. En 1980,editó su guión El gallo de oro, hizo prólogos y fichas para el Instituto Nacional Indigenista. Nada comparable con sus relatos canónicos.

8. Dijo que dejó de escribir porque murió su tío Celerino, quien le contaba todo. Con este tío recorrió pueblos y escuchó sus historias. Tristemente, el tío no quedó penando para platicarle más cosas al novelista.

Una de sus obras más importantes. http://www.lanota-latina.com/

 

9. Pero si Juan Rulfo dejó de publicar literatura, en cambio fue prolífico como fotógrafo. Unos 6,000 negativos suyos replican el universo de sus libros. La escritora Cristina Rivera Garza especula: “Si lo ves desde otra perspectiva, sus libros podrían ser el apéndice de sus fotografías y no al contrario. De la misma manera podemos ver su trabajo como editor, sus incursiones en el cine, su trabajo como lector de obra antropológica (…). Es decir (…), Rulfo como un artista que utiliza distintos soportes”.

10. Escribió para cine un delirio experimental: La fórmula secreta (Gámez, 64) y El gallo de oro (Gavaldón, 64). Su obra, en cambio, no ha tenido fortuna al adaptarse. Alfredo Crevenna hizo Talpa en 1955, pero no entendió la metafísica rulfiana. Como costumbrismo ramplón siguieron El rincón de las vírgenes (Issac, 1972) y ¿No oyes ladrar los perros? (Reichenbach, 1974). Mejor ejecutada, por su fotografía, es Los confines, de Mitl Valdéz (1987). Y el estropicio de Pedro Páramo, la adaptación de Carlos Velo de 1967, con guion de Carlos Fuentes y John Gavin de protagonista, mejor dejarlo en el olvido, Juan.

11. Justo uno de los primeros deslumbrados con el genio de Rulfo fue Fuentes: “Rulfo estaba haciendo y diciendo algo distinto y tan simple como esto: la creación literaria pertenece al mundo plurívoco de la poesía. No se la puede juzgar con el criterio unívoco de la lógica. En la lógica, los hechos tienen un sólo sentido. En la poética, tienen muchos sentidos”.

12. Y Tahar Ben Jalloun agregó: “Pedro Páramo es para mí un libro ‘amuleto’, una especie de objeto mágico, pues Juan Rulfo lo ha dicho todo en tan pocas páginas. Muy rara vez me he encontrado frente a tanta densidad”.

13. Y se une Jorge Luis Borges: “Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de la literatura”.

14. Pero Gabriel García Márquez se voló la barda: recitaba párrafos enteros de Pedro Páramo. Incluso se ha identificado un homenaje a Rulfo en Cien años de soledad. García Márquez inicia su novela: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía recordó aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo" y semeja un párrafo de Pedro Páramo: “El padre Rentería se acordaría muchos años después de la noche en que la dureza de su cama lo tuvo despierto y después lo obligó a salir. Fue la noche en que murió Miguel Páramo”.

15. Desde los setenta y hasta su muerte, Juan Rulfo pasaba las tardes en la librería El Ágora, cerca del Teatro de los Insurgentes. Bebía y contaba historias desoladoras, hacía pausas largas entre cada frase. Guillermo Sheridan recuerda alguna de un caballo viejo y ciego, al que ya no le importaba nada. Se la contó al poeta Gonzalo Rojas y él interpretó con una sonrisa y tristeza: “Qué lindo, el caballo era él”.

16. Juan Rulfo murió el 7 de enero de 1986. 

http://confabulario.eluniversal.com.mx/

 

¿Algunas canciones creadas tras leer a Juan Rulfo?

RADIO FUTURA lluvia del porvenir
JUAN RULFO by Mexican Institute of Sound

Más en VIDA

Ant

En el Día del Reciclaje vamos a reciclar 5 notas que no llegaron a 5 likes

Sig

GourmexSF: la fiesta gastronómica de San Francisco
lugares
10 mezcalerías para probar el auténtico sabor de Oaxaca
arte
Animando a México en Corto
vida
18 mexicanos que ganaron el mundial… de vinos

¡Suscríbete a nuestro newsletter!